Odontopediatría


¿Qué es la odontopediatría?

En Policlínica Dental CENTRO somos conscientes de la importancia del cuidado bucal de los más pequeños, ya que nuestro historial odontológico se define en los primeros años de vida, por eso es fundamental establecer buenos hábitos desde bien pequeños, mediante la odontopediatría. La prevención es nuestra mejor aliada para evitar problemas futuros, y se basa en buenas costumbres de higiene y alimentación, así como la consolidación de las revisiones odontológicas como algo normal y necesario.

La odontopediatría es la especialidad que se encarga de estudiar la boca del niño y sus enfermedades, y como cualquier rama de la odontología debe seguir una única filosofía: tratar al paciente y no el diente.

En nuestra clínica contamos con un equipo de especialistas odontopediatras acostumbrado a tratar con niños desde muy temprana edad, mostrando los beneficios de la salud bucal y ofreciendo confianza a los más pequeños. Los niños son, sin duda, lo más importante para nosotros, por eso, en el sillón dental nuestro equipo de odontopediatras, con un lenguaje claro y sencillo, explica paso a paso todo aquello que van a sentir, de manera que el tratamiento se realiza en un ambiente agradable y relajado y principalmente indoloro.

Dentro de los tratamientos más comunes en odontopediatría, tratamos desde anomalías en la posición de los maxilares, traumatismos dentales o caries. Las caries en los dientes de leche también causan dolor e infecciones, y además puede prolongarse a los dientes definitivos. Cualquier alteración en dientes temporales que no sea tratada mediante la odontopediatría, puede influir posteriormente en las piezas permanentes.

¿Cuándo debe mi hijo visitar por primera vez al dentista?

Las asociaciones de odontopediatría recomiendan que la primera visita se haga cuando salga el primer diente, o lo que es lo mismo, entre los 6 y 12 meses de edad. Por su parte, la Sociedad Española de Odontopediatría recomienda que se haga, como muy tarde, al cumplir el niño los dos años de edad, edad en la que por lo general se ha completado la erupción de las 20 piezas que componen la primera dentición.

En esta primera visita, nuestro objetivo es examinar los dientes, las encías y la mandíbula del niño para comprobar si hay algún problema. Además, en Policlínica Dental CENTRO creemos que la prevención es clave, así como inculcar correctos hábitos de higiene desde bien pequeños. Por ello, en esta primera visita dental informamos también a los padres sobre pautas y consejos a tener en cuenta.

La frecuencia de visita al odontopediatra dependerá del perfil de cada niño. En casos en los que el niño duerma con objetos en la boca durante la noche, pase mucho tiempo con recipientes para beber en la boca o tenga antecedentes de padecimientos dentales, deberá asistir al dentista cada 6 meses. En el resto de casos con riesgo menor, el profesional será quién marcará las visitas.

¿Debo acudir al dentista si estoy embarazada?

¡Imprescindible! Una buena salud bucodental de la mamá se proyectará en el futuro bebé. Al igual que la odontopediatría es básica para los más pequeños de la casa, si estás embarazada no debes olvidar prestar atención a tu boca. En ocasiones, no es tanto un problema de falta de tiempo, sino de desconocimiento. Muchas mujeres no están al tanto de los riesgos dentales del embarazo o, incluso, piensan que es peligroso acudir al dentista. Nada más lejos de la realidad, no solo no es peligroso, sino que es muy recomendable. Los cambios que se producen en el cuerpo de la mujer son notables. De hecho, algunos de estos cambios pueden afectar a dientes y encías.

Debido a la acción de ciertas hormonas, como la progesterona y los estrógenos, el flujo sanguíneo aumenta. Este hecho puede causar que las encías se vean más rojizas e inflamadas de lo habitual, siendo común que sangren después del cepillado. El mayor inconveniente de esta gingivitis es que proporciona la oportunidad ideal para que las bacterias se acumulen en la base de la encía, pudiendo desencadenar una infección más seria llamada periodontitis. Esta infección ataca y destruye el hueso sobre el cual se asientan los dientes y los tejidos adyacentes, por lo que si no se trata puede terminar causando la pérdida de una o más piezas dentales. Además del problema de perder algún diente, ten en cuenta que sufrir una infección puede causar problemas al feto. Como ves, las encías corren muchos riesgos durante la gestación, pero no son las únicas. Algunos de los problemas de dientes en el embarazo son causados porque se produce un cambio en la acidez de la saliva que hace que la mujer sea más propensa a sufrir caries.

La prevención es la mejor arma de la que dispones para evitar problemas de boca durante el embarazo. Huye de mitos, ir al dentista durante el embarazo no es perjudicial, es sano, aconsejable y puede ahorrarte más de un problema, tanto a ti como a tu hijo. Te animamos a que pidas cita en Policlínica Dental CENTRO para garantizar una correcta salud dental en el embarazo. Te aconsejaremos sobre todo lo que puedes hacer para cuidarte y ¡enhorabuena!